Discurso de Álvaro Noboa Cerrando su Campaña en Guayaquil



El aspirante a la Presidencia por el Prian, Álvaro Noboa, cerró su campaña electoral la tarde de hoy en Guayaquil. Noboa, brindó una rueda de prensa en TAME (LAN), donde manifestó que “el 17 de febrero será la batalla final para transformar al Ecuador en un país donde reine el bienestar y la felicidad”; día en el que señaló, saldrá victorioso en los comicios electorales a efectuarse este domingo.

El magnate bananero junto a su binomio Annabella Azín y los candidatos a asambleístas nacionales, provinciales y parlamentarios andinos, recorrieron las principales avenidas de la urbe porteña, acompañados de cientos de simpatizantes hasta la Av. Machala y Gómez Rendón, desde donde Noboa dio su discurso de cierre de campaña.

Noboa señaló que en la actualidad el Ecuador está bajo las influencias de Castro y Chávez y que el país ha perdido su soberanía, autonomías y libertades. “Ahora este gran país está siendo dirigido desde Cuba y Venezuela con su ideología socialista del Siglo XXI, que ha llevado a más de un millón de ecuatorianos al desempleo en los últimos seis años”.

El empresario invitó a los ecuatorianos a que este 17 de febrero se unan a él para romper con la esclavitud a la cual han sido sometidos por este Gobierno en estos seis años.

“Invito a los ecuatorianos a romper las cadenas de la esclavitud y romperemos la cadena de la esclavitud, cuando sea la verdad la que nos haga libres; cuando no tengamos que pedir caridad o salir a robar o salir a matar para poder comer un pan o poder darle un pan a nuestros hijos; cuando podamos hablar libremente; cuando la prensa pueda expresar libremente lo que ve y lo que siente; cuando los ecuatorianos puedan vencer el miedo que está presente en todos los hogares del Ecuador, tanto miedo que el 30% de los ecuatorianos el día de hoy cuando son encuestados para no sufrir alguna consecuencia dicen que no han decidido el voto, aunque ya lo han decidido por Álvaro Noboa presidente del Ecuador”.

Después de su discurso, Noboa continuó recorriendo las calles del centro y sur de la ciudad.

TRANSCRIPCIÓN TEXTUAL

Le pido a Dios que me inspire en este momento crucial en que va a haber un cambio de nuestra historia. Una historia de esclavitud. Hace 700 años atrás vinieron del imperio Inca sus conquistadores, sus guerreros y sometieron a este pueblo del Ecuador y fuimos conquistados por ellos y vivimos conquistados por ellos 200 años. Luego, para continuar con esta ruta de esclavitud, vinieron los españoles al inicio de los años 1500 y se quedaron saqueando a nuestra nación durante 300 años, llevándose nuestro oro, llevándose nuestros recursos; explotando. Diciendo que venían a proteger y lamentablemente vinieron a esclavizar.

Entrando en la República y nuestro primer jefe de estado era un venezolano, o sea que tampoco era de esta nación y seguimos caminando bajo la influencia de los grandes poderes mundiales sin tener nunca soberanía ni autonomía, sin poder nunca con libertad llamarnos nación; y ahora este gran país está siendo dirigido desde Cuba y desde Venezuela con su ideología socialista de Siglo XXI y ha llevado a más de un millón de ecuatorianos al desempleo en los últimos seis años. Porque hace seis años un millón se declaraban desempleados y pedían bono; ahora dos millones se declaran desempleados y discapacitados y piden bono, sin contar la gente que trabaja medio empleo o empleo parcial y hace lo que puede para vivir con un dólar o dos dólares diarios.

Todo esto,  porque nunca pudimos romper las cadenas de la esclavitud y es a eso a lo que invito a los ecuatorianos a romper las cadenas de la esclavitud y romperemos la cadena de la esclavitud, cuando sea la verdad la que nos haga libres; y romperemos la cadena de esclavitud cuando no tengamos que pedir caridad o salir a robar o salir a matar para poder comer un pan o poder darle un pan a un hijo de una familia pobre o a su mujer. Romperemos las cadenas de esclavitud cuando podamos hablar libremente; cuando la prensa pueda expresar libremente lo que ve y lo que siente; cuando los ecuatorianos puedan vencer el miedo, miedo que está presente en todos los hogares del Ecuador, tanto miedo que 30% de los ecuatorianos el día de hoy, cuando son encuestados, para no sufrir alguna consecuencia, dicen que no han decidido el voto, aunque ya lo han decidido por Álvaro Noboa Presidente del Ecuador.

Para romper las cadenas, las más grandes de todas que vienen de la pobreza. He escrito, con la ayuda de Dios, el Plan Noboa, que consiste en que los ecuatorianos con seguridad jurídica; que los ecuatorianos sin lucha de clases; que los ecuatorianos, sin miedo y todos aquellos extranjeros que se quieran unir a nosotros podamos desarrollar nuestros recursos naturales sin que se los lleven otros, sin que se los roben otros y convertir de esta manera a los pobres del Ecuador en una clase media digna, educada en colegios técnicos, en universidades, en las mismas empresas, para poder ganar ellos suficiente para tener una casa digna, un transporte digno y educación para todos y cada uno de sus hijos.

Para vencer el miedo no tenemos más que caminar con la frente en alto, resistir ante cualquiera que quiera extorsionarnos en nuestros propios bienes, como he sido víctima yo de una persecución,  que me tiene aquí luchando sin poder salir del país,  con las empresas intervenidas, acusándome de no pagar impuestos, cuando no hay nadie que pague más impuestos en el Ecuador, que es Álvaro Noboa Presidente.

Para poder lograr la libertad tenemos que con el espíritu nacionalista cortar las cadenas con Cuba; cortar las cadenas con Venezuela, o es que acaso no hay aquí en el Ecuador mentes sobresalientes. Yo pienso que los 14 millones de ecuatorianos tienen la capacidad de pensar, desarrollar el ingenio, de producir y que no necesitan en ningún momento que Venezuela o Cuba nos quiera poner bajo su sombra.

Para levantarnos todas las mañanas a luchar contra todos estos dictadores de la historia del Ecuador, han habido muchísimos y que nos han querido poner de rodillas. Yo mismo en 1973 fui desaparecido por una Junta militar y no lograron ponerme de rodillas, porque nunca podrán ponerme de rodillas ningún señor que quiera quitarme a mí o a mi familia ni a los ecuatorianos nuestra libertad, nuestra libertad, nuestra libertad y nuestros recursos, que no son de ellos sino nuestros.

Para eso ecuatorianos tomemos por fin, para nosotros mismos, para los 14 millones de ecuatorianos, lo que por derecho es nuestro. La educación es gratuita y es nuestro derecho; el petróleo es nuestro y es nuestro derecho; el banano es nuestro y es nuestro derecho; el camarón, las flores, las industrias son nuestras y es nuestro derecho, pero tenemos que llegar a otro nivel de conciencia: Un nivel superior que ustedes lo tienen.

 Dejar a un lado el miedo, y el día domingo 17 de febrero caminar con la frente en alto, con su mejor camisa blanca, con su pantalón negro y depositar el voto para la libertad, depositar el voto para el bienestar, depositar el voto para la seguridad, depositar el voto para bajar el precio de los alimentos y los electrodomésticos que nos tienen asfixiados. Depositar el voto para el estudio, depositar el voto contra la delincuencia, depositar el voto contra el desempleo y votar por Álvaro Noboa Presidente.

Yo he dedicado años de mi vida a esta lucha y no pienso pactar con nadie en el Ecuador ni en el extranjero. Pienso dejar a un lado gran parte de mi tiempo que lo he dedicado a las empresas, que me han dado a mí y a mi familia lo suficiente para vivir muy bien y usar todo mi ingenio, todo lo que me ha dado Dios para servir a los 14 millones de ecuatorianos y convertir a todos y cada uno de ellos en seres que vivan dignamente.

En mi lucha devolveré a los maestros sus derechos perdidos durante estos años; los hacen trabajar más horas, no le pagan más, no le reconocen el escalafón y eso no lo voy a permitir; voy a defender la policía nacional que ha perdido todos su derechos, no le reconocen las medallas, no le reconocen la antigüedad, no le reconocen el valor de su trabajo, porque esta policía sale todos los días a morir o a matar a una ola de delincuentes que ha invadido nuestro país con la autorización de este gobierno.

Porque todos ustedes puedan vivir mejor voy a bajar los impuestos,  porque así vendrán miles de inversionistas ecuatorianos y extranjeros a este país y diez por mil es diez mil, cuando en este país no hay ni siquiera 40 grupos de tamaño mediano que en proporción generan mil de impuesto, o sea la décima parte de lo que yo propongo. Mi caja fiscal tendrá diez veces más dinero que la caja fiscal actual, porque ustedes los 14 millones de ecuatorianos serán diez veces más ricos de lo que son ahora, por lo tanto todos ganamos con este plan.

 No podemos esta vez quedarnos con los brazos cruzados si nos quieren robar de nuevo la presidencia como nos robaron en el 98. Tenemos que romper las cadenas y el medio al no permitir un fraude más en la historia del Ecuador, porque cuando le roban al presidente que ustedes han escogido no solo se burlan de ustedes sino que prepárense para que les roben sus bienes, su salud, su educación y se conviertan en un país pobre y miserable lo cual ni ustedes ni yo lo vamos a permitir nunca más, nunca más, nunca más, nunca más, nunca más, nunca más, nunca más, nunca más, nunca más.

 Gracias amados ecuatorianos, por haberme entregado, durante 14 años de lucha, vuestro respaldo, vuestro amor, vuestra solidaridad; gracias amados ecuatorianos, y la única manera de yo agradecer a ustedes tanto respaldo y tanto amor, es trabajando para ustedes sin parar, de día y de noche, para que ustedes tengan una vida mejor.

Dedicaré mi vida a hacer un milagro económico aquí en nuestra patria y le pido también a Dios, que luego de esa cantidad de años que le pido vivir para poder servirlo a él y a los ecuatorianos,  que esté yo en la cama muriendo junto a Annabella, junto a mi hijo Daniel, junto a mi hija Karla, junto a mi hijo Juan Sebastián, junto a mi hijo Santiago, junto a esos colaboradores en el área política y en el área empresarial, que me han seguido y han creído en mi y ellos podrán oír un susurro de un moribundo que dirá: Los amo a ustedes, pero amo, amo -ustedes no saben-  cuánto amo a todos y cada uno de los ecuatorianos.

¡Te amo Ecuador, te amo Ecuador, te amo Ecuador, te amo Ecuador, te amo!

Guayaquil, Febrero 14, 2013

Galería de Fotos:


Parse error: syntax error, unexpected T_ENCAPSED_AND_WHITESPACE in /home/alvaron/public_html/wp-content/plugins/widget-logic/widget_logic.php(366) : eval()'d code on line 1